Torrijas

¡Ya estamos en primavera! Aunque está siendo una primavera atípica por la crisis sanitaria que estamos viviendo y sin poder salir de casa, ¡no temáis! Nosotros os llevamos la primavera a vuestro hogar.

La Semana Santa está al caer y por eso os proponemos un postre típico de estas fechas que no es otro que… ¡TORRIJAS! Debes comerlas por muchas razones. Porque están buenísimas, porque a nadie le amarga un dulce, porque aportan mucha energía, porque son bajas en colesterol al no llevar alimentos de origen animal, porque aportan vitaminas y minerales… En fin, que no pueden ser más completas ni ser más ricas de lo que ya son.

Y, ¿qué os parece si a las torrijas le damos un toque primaveral? Pues que este postre se vuelve doblemente irresistible. Y es que el emplatado es fundamental a la hora de abrir el apetito. No es lo mismo comerte una torrija en un plato y ya, que comerte una torrija acompañada de flores y toques de color. Está claro que la segunda opción es muchísimo mejor y apetece más a simple vista. ¿A que sí?

Nosotros te proponemos una forma muy original de emplatar una torrija. Toma nota.

  • Haz una cama con crema en el fondo del plato. (Si el plato puede ser hondo y de colores mucho mejor, porque así conseguiremos un plato más alegre y apetitivo)
  • Pon la torrija sobre la cama de crema.
  • A un lado de la torrija, pon una bolita de tu helado favorito.
  • Sobre la torrija, coloca flores comestibles. (Si no tienes también puedes colocar frambuesas, trocitos de fresa, o cualquier fruta en cachitos que le dé un toque de color).

¡Et Voilà! Ya tenemos una postre de lo más primaveral. ¿Has visto qué fácil? Ahora te toca ti. Prueba tú mismo y cuéntanos cómo te ha ido. Aunque estamos seguros que te ha quedado riquísima.