Por qué un buen emplatado

Por qué un buen emplatado

“Comer por los ojos” es una expresión que nació por un motivo que, a día de hoy, es bastante cierto. Muchas veces no tenemos ni idea si quiera de los ingredientes que componen un plato, pero su disposición, color, formas y texturas hace que nuestros ojos adquieran una armonía y una sensación que provoca nuestras ganas de probarlo. Eso es un buen emplatado.

En Alfileritos 24 tenemos por costumbre servir a nuestros clientes la mejor combinación de ingredientes para deleitar los paladares más exquisitos. Pero no vale con eso, también creemos que la técnica del buen emplatado es fundamental para que un plato te entre por los ojos y que, nada más servido en tu mesa, te lances a por los cubiertos para probarlo.

Pues bien, aspectos como la disposición de los alimentos, el color, el volumen o la decoración son elementos que, en nuestro restaurante Alfileritos 24 no pasamos desapercibidos si queremos enamorar a nuestros comensales.

La disposición

Resulta bastante curioso que, según cómo dispongas y cómo ubiques los alimentos de una receta en el plato final llegue incluso a provocar diferentes sensaciones. Hay tres disposiciones diferentes a la hora de emplatar:

  • Central: es la más utilizada por los grandes cocineros ya que concentras el punto de interés en el centro del plato.
  • Lateral: desplazas el punto de interés a un lateral.
  • Disperso: disponiendo los elementos dispersos en el plato, creas dinamismo en el plato incluso llegando a contar una historia.

 

El color

Este elemento es muy importante de incluir en una receta pues nos dará una gran pista de qué alimento estamos comiendo, ya sea una carne poco hecha, muy hecha, hortalizas frescas, cómo se han cocinado…

El volumen

Hay que tener cuidado con el aspecto del volumen pues puede crear insatisfacciones en el consumidor ya que tienes que crear la cantidad exacta para no excederte y crear saciedad de estómago.

La decoración

En Alfileritos 24 creemos que es muy importante decorar nuestro plato ya sea con salsas o con flores decorativas, que pueden potenciar el sabor de la receta.

 

¡Dale sentido y sabor a tu composición!

Post navigation