Nos colamos en la cocina de Alfileritos 24

Nos colamos en la cocina de Alfileritos 24

Cada restaurante tiene su propia personalidad y gran parte de esta esencia la pone el chef. Hoy nos hemos colado en la cocina de Alfileritos24 para presentaros a Jesús Ángel Rodríguez Lebrusan, nuestro jefe de cocina y el artífice de nuestra carta.

Jesús se describe así mismo como un apasionado de la gastronomía, “sencillamente me gusta”, así comenzaba a relatar cómo a los 18 años se colgó el delantal y comenzó una travesía que años después le llevaría hasta nuestro restaurante.

Ciudadrealeño de nacimiento y toledano de corazón, Lebrusan descubrió su amor por la cocina con tan solo 15 años. Su madre le enseñó algunas recetas, una gastronomía tradicional que despertó su curiosidad e interés por su trabajo.

Del puchero y las legumbres dio el salto a la universidad, se formó y con escasos 20 años arrancó su andanza en la Venta de Aires. Allí sembró las bases y recogió todos los ingredientes para continuar en otros restaurantes que, seguro que conocéis como el Caserón de los López aquí en Toledo, o El Bohío, un lugar muy peculiar en Illescas propiedad del refutado chef Pepe Rodríguez.

El Bohío fue sin duda un gran empujón para nuestro chef, donde la vanguardia y la tradición se fusionaban para aportar ese toque creativo que a día de hoy permite a Jesús elaborar una carta para Alfileritos 24 que a pesar de ser apta para todos los gustos, eleva a excepcional la cocina de nuestro restaurante.

Mario Sandoval y el Hotel Urban completaron su buen gusto y formación, para finalmente aterrizar en Toledo de la mano de Grupo Vive Toledo. Hoy ya sumamos más de 10 años juntos y además de ser un placer, contar con Jesús siempre deja buen sabor de boca.

En la cocina, nuestro chef se identifica como vanguardista pero con un toque muy muy manchego, aunque también echa la mano a recetas asiáticas o japonesas.

Cada cambio de temporada es un nuevo reto para el equipo de cocina de Alfileritos 24. Los productos de temporada, las tendencias y novedades en gastronomía, ayudan y motivan a nuestros chefs a superarse cada año y proponer una cocina que no deja indiferente a nadie.

Jesús nos confiesa que la clave del éxito no es otra que la constancia, la dedicación y el esfuerzo, ingredientes que tienen que estar previstos en su justa medida para que todo salga bien en cada servicio. “Lo más satisfactorio de mi trabajo es ver cómo el cliente disfruta con cada plato, es la recompensa de muchas horas de preparación, elaboración e imaginación”.

Post navigation